Perfecto


El cruasán tierno y esponjoso, una auténtica delicia cuando se mezcla con la mermelada. Un cappuccino que deja su huella de espuma sobre el labio. Una agradable lectura. Una mañana perfecta.