La miro



La miro y la veo triste. En este momento, el contenido de la mesa es lo más dulce que puede ponerle a su vida.