Oooh!

 
Cuando bajé del avión, París estaba allí, esperándome.