Amanita muscaria

Nos evoca bosques encantados, habitados por duendes y hadas. Es venenosa, pero es tan bonita...